Línea Editorial

Revisado: Lunes 27 de Junio de 2016

XHGLC es un multimedio social alternativo digital, autodefinido como antineoliberal, antisistémico y altermundista.

La objetividad y veracidad en XHGLC no está concebida desde el punto de vista de los grandes corporativos mediáticos, que definen como noticias objetivas y veraces a aquellas que no afectan a sus intereses políticos, económicos y/o comerciales, dejando afuera a todos los que no tienen acceso a estos medios y a sus voces y opiniones, sino como la búsqueda de la verdad ante cualquier interés de cualquier índole.

En este sentido, XHGLC es un medio alternativo, distinto, crítico, objetivo y veraz. No está sujeto a los intereses de los grandes corporativos mediáticos, ni recibe financiamiento alguno de partido político, institución pública o privada, ni de gobiernos u ONG’s para financiar sus sitios y/o actividades, por lo que sobrevive de sus propios ingresos.

Así, XHGLC y su red de sitios tiene como ejes principales de la información publicada en su sitio la objetividad, imparcialidad, el profesionalismo, la tolerancia, la crítica desde todos los puntos de vista que pueda tener un acontecimiento, la diversidad de criterios, el derecho de réplica, la apertura hacia el análisis y discusión de temas que pudieran ser controvertidos o con posiciones polarizadas, el dinamismo, la libertad de expresión sin que esto signifique la difamación, calumnia o demérito de persona, institución u organismo alguno.

Nos oponemos por completo a la política “chayotera” característica de algunos medios, pues anteponemos el derecho a la información de nuestro público a intereses económicos y/o políticos de cualquier índole. También nos oponemos a la adopción de una postura pasquinera con fines políticos, económicos y/o comerciales de algunos medios de comunicación que, mediante titulares y notas sensacionalistas, amarillistas o incluso falsas, buscan atraer tráfico y público hacia sus sitios.

En este sentido, nuestro enfoque noticioso está orientado hacia eventos y acontecimientos que los medios de comunicación tradicionales no dan la cobertura necesaria o simplemente ignoran, así como realizar un análisis crítico de la realidad y de los acontecimientos, siempre observando los principios que circunscribe nuestro Código de Ética.